27 oct. 2008

Su nombre, Baldovino, es simpático, rubicundo, dicharachero, alegre, copista, 
inventivo, creativo, artista escéptico que no cree ni en Dios 
ni en el Diablo y actúa como un monje porque el hambre 
es mala, muy mala; y el frío también.

No hay comentarios: